Fumigaciones

 
 
Contra pulgas, ácaros, polillas, hongos, algas, cucarachas, ratones y cualquier tipo de bacteria.

Debemos tener en cuenta la importancia de la fumiga contra ácaros ya que los ácaros se acumulan principalmente en sillones, alfombras, colchones, cojines etc., se alimentan principalmente de la piel muerta, la falta de limpieza de sus muebles o alfombras hace que estos microbios se acumulen en exceso y puede ser dañino para su salud ocasionando alergias o tal vez asma.